INCIDENCIA COLATERAL DEL C02, EL OCÉANO

Escrito por ecoblueplanet 08-03-2016 en acidificación. Comentarios (0)

Aunque el mundo entero fija su mirada en el calentamiento global del planeta, pocos reparan en una segunda indicendia provocada por las elevadas emisiones de CO2 a la atmósfera: la acidificación de los océanos. Desde el comienzo de la revolución industrial aproximadamente la mitad del CO2 emitido por la combustión de las llamadas energías fósiles ha sido absorbido por los océanos.

De este modo el pH de estos ha pasado de 8,16 a 8,05 en apenas 150 años. Este dato, teniendo en cuenta que la escala que mide su evolución es logarítmica, tiene una importante incidencia sobre los organismos marinos: plancton, coral, etc. Aunque en el pasado la Tierra conoció cambios importantes nunca éstos se produjeron a esta velocidad. Un ritmo en la mutación de las condiciones ambientales que pone en entredicho la capacidad de adaptación natural de muchos de los organismos que componente le ecosistema marino.

Por primera vez un estudio científico confirma que los océanos pierden aproximadamente un 1% de su plancton vegetal cada año ( Universidad Daehousie en Halifax, Canadá)

Cuando una mezcla de gases está en contacto con una masa líquida se produce un intercambio de moléculas entre ambas. Debido a este proceso una pequeña parte de los gases se disuelve en el medio líquido. Esto es lo que ocurre entre el aire y el agua de los océanos, puesto que una parte de los gases disueltos en el mar, entre ellos el dióxido de carbono, procede de la atmósfera.

La tendencia al equilibrio hace que si aumenta la concentración de CO2 atmosférico se produzca también un incremento de este gas en el medio marino. 

Todos los estudios señalan que ya está afectando, entre otros, a los corales, los moluscos y los crustáceos, aunque tampoco se libran de ella algunas especies planctónicas. 

Desde el inicio de la Revolución Industrial se está produciendo un progresivo incremento del CO2 atmosférico. Esto se debe, entre otras cosas, al uso de combustibles fósiles en el transporte y en muchos procesos industriales así como en la producción de energía eléctrica, lo cual coincide en el tiempo con la destrucción masiva de bosques y selvas en todos los continentes. 

La consecuencia de esto es que en unos pocos decenios la concentración de CO2 en la atmósfera ha aumentado más del 30%, lo que está contribuyendo al efecto invernadero y al calentamiento global. 

Otra secuela es que aumenta notablemente la cantidad de este gas que está disuelto en el medio marino y, por tanto, está incrementándose la acidez del mar a un ritmo vertiginoso. 

Si no se revierte la situación actual la acidificación del mar provocará cambios en los ecosistemas marinos y en su biodiversidad, afectando también a la producción de alimentos y al desarrollo económico de las zonas litorales. 

El impacto en la atmósfera del dióxido de carbono generado por las actividades humanas queda mitigado, en parte, por la absorción marina. Se calcula que más de una cuarta parte de este gas se disuelve en el mar y esto contribuye a reducir su efecto sobre el calentamiento global del planeta. En el mar el incremento de dióxido de carbono disuelto tiene sus consecuencias. El CO2 reacciona con el agua formando ácido carbónico. 

Una cantidad anormalmente alta de este gas conlleva un aumento de la acidez del medio. Esta alteración reduce la disponibilidad de los iones carbonato necesarios para que muchos organismos formen sus esqueletos y puede dificultar el funcionamiento correcto de sus procesos fisiológicos y metabólicos. Todos los estudios actuales señalan que la acidificación ya afecta a ciertos organismos que tienen estructuras calcáreas como son, entre otros, los corales, los moluscos y los crustáceos aunque tampoco se libran de ella algunas especies planctónicas. 

bvACIDIFIACION 2

Desde BASM GROUP, trabajamos para cambiar estas estadísticas. La vida sobre nuestro planeta depende del equilibrio permanente entre los intercambios energéticos en el interior de la biosfera.

Las emisiones de CO2 no deben de ser un problema sino como una solución a nuestro problema energético y medioambiental: reciclando estas emisiones y operando una reducción de la molécula de CO2 para liberar el oxigeno y enriquecer su carbono para producir nuevo combustible, BASM GROUP lo ha conseguido.