EcoBluePlanet

INCIDENCIA COLATERAL DEL C02, EL OCÉANO

Escrito por ecoblueplanet 08-03-2016 en acidificación. Comentarios (0)

Aunque el mundo entero fija su mirada en el calentamiento global del planeta, pocos reparan en una segunda indicendia provocada por las elevadas emisiones de CO2 a la atmósfera: la acidificación de los océanos. Desde el comienzo de la revolución industrial aproximadamente la mitad del CO2 emitido por la combustión de las llamadas energías fósiles ha sido absorbido por los océanos.

De este modo el pH de estos ha pasado de 8,16 a 8,05 en apenas 150 años. Este dato, teniendo en cuenta que la escala que mide su evolución es logarítmica, tiene una importante incidencia sobre los organismos marinos: plancton, coral, etc. Aunque en el pasado la Tierra conoció cambios importantes nunca éstos se produjeron a esta velocidad. Un ritmo en la mutación de las condiciones ambientales que pone en entredicho la capacidad de adaptación natural de muchos de los organismos que componente le ecosistema marino.

Por primera vez un estudio científico confirma que los océanos pierden aproximadamente un 1% de su plancton vegetal cada año ( Universidad Daehousie en Halifax, Canadá)

Cuando una mezcla de gases está en contacto con una masa líquida se produce un intercambio de moléculas entre ambas. Debido a este proceso una pequeña parte de los gases se disuelve en el medio líquido. Esto es lo que ocurre entre el aire y el agua de los océanos, puesto que una parte de los gases disueltos en el mar, entre ellos el dióxido de carbono, procede de la atmósfera.

La tendencia al equilibrio hace que si aumenta la concentración de CO2 atmosférico se produzca también un incremento de este gas en el medio marino. 

Todos los estudios señalan que ya está afectando, entre otros, a los corales, los moluscos y los crustáceos, aunque tampoco se libran de ella algunas especies planctónicas. 

Desde el inicio de la Revolución Industrial se está produciendo un progresivo incremento del CO2 atmosférico. Esto se debe, entre otras cosas, al uso de combustibles fósiles en el transporte y en muchos procesos industriales así como en la producción de energía eléctrica, lo cual coincide en el tiempo con la destrucción masiva de bosques y selvas en todos los continentes. 

La consecuencia de esto es que en unos pocos decenios la concentración de CO2 en la atmósfera ha aumentado más del 30%, lo que está contribuyendo al efecto invernadero y al calentamiento global. 

Otra secuela es que aumenta notablemente la cantidad de este gas que está disuelto en el medio marino y, por tanto, está incrementándose la acidez del mar a un ritmo vertiginoso. 

Si no se revierte la situación actual la acidificación del mar provocará cambios en los ecosistemas marinos y en su biodiversidad, afectando también a la producción de alimentos y al desarrollo económico de las zonas litorales. 

El impacto en la atmósfera del dióxido de carbono generado por las actividades humanas queda mitigado, en parte, por la absorción marina. Se calcula que más de una cuarta parte de este gas se disuelve en el mar y esto contribuye a reducir su efecto sobre el calentamiento global del planeta. En el mar el incremento de dióxido de carbono disuelto tiene sus consecuencias. El CO2 reacciona con el agua formando ácido carbónico. 

Una cantidad anormalmente alta de este gas conlleva un aumento de la acidez del medio. Esta alteración reduce la disponibilidad de los iones carbonato necesarios para que muchos organismos formen sus esqueletos y puede dificultar el funcionamiento correcto de sus procesos fisiológicos y metabólicos. Todos los estudios actuales señalan que la acidificación ya afecta a ciertos organismos que tienen estructuras calcáreas como son, entre otros, los corales, los moluscos y los crustáceos aunque tampoco se libran de ella algunas especies planctónicas. 

bvACIDIFIACION 2

Desde BASM GROUP, trabajamos para cambiar estas estadísticas. La vida sobre nuestro planeta depende del equilibrio permanente entre los intercambios energéticos en el interior de la biosfera.

Las emisiones de CO2 no deben de ser un problema sino como una solución a nuestro problema energético y medioambiental: reciclando estas emisiones y operando una reducción de la molécula de CO2 para liberar el oxigeno y enriquecer su carbono para producir nuevo combustible, BASM GROUP lo ha conseguido.

El ciclo natural se encuentra saturado y desequilibrado por las emisiones de CO2 industriales

Escrito por ecoblueplanet 04-03-2016 en ciclo CO2. Comentarios (0)

El CO2 es el principal elemento del ciclo del carbono. Interviene en los intercambios de carbono entre los seres vivos, la atmósfera y los elementos fotosintéticos.

Este ciclo natural se encuentra saturado y desequilibrado por las emisiones de CO2 industriales de las energías fósiles. Un CO2 que no pertenece al ciclo natural del carbono, sino que viene de un ciclo anterior, el de la formación del petróleo.

cache_7306804El petróleo fósil como materia prima nació de la transformación del CO2 en moléculas orgánicas sencillas por la acción de microorganismos marinos a través de la fotosíntesis. El problema del uso indiscriminado de combustibles fósiles en las últimas décadas deriva del hecho de no haber previsto una captación y reciclaje de las emisiones del CO2 residual fruto de la combustión de estos.

Es posible que tengamos reservas de energías fósiles para las próximas décadas, pero el desequilibrio ambiental provocado por las emisiones del CO2 liberadas durante su combustión, hará la utilización de fuentes fósiles más y más peligrosas. Porque todos los seres vivos dependen del equilibrio de la biosfera, deberíamos replantearnos el uso de seguir quemando combustible fósil con el consiguiente aumento de las emisiones de CO2.

Según el Ingeniero Bernard Stroiazzo Mougin,"Quemar petróleo fósil o carbón va a ser un lujo, en un futuro próximo, si no encontramos el medio de neutralizar o reciclar estas emisiones de CO2."

BASM Group

Referencias:

https://basmgroup.wordpress.com/


El uso de algas en cosmética

Escrito por ecoblueplanet 01-03-2016 en Dunaliella. Comentarios (0)

Los primeros productos elaborados con algas son jabones, cremas de afeitar, champús, tintes, lápices de labios, tónicos, maquillaje, espumas y diversos productos de baño.

En poco tiempo, el uso de las algas en productos cosméticos tuvo una gran demanda por su alto contenido en oligoelementos, sales minerales, vitaminas y aminoácidos que sirven para mantener el buen aspecto externo de la piel, ya que son directamente asimilables por las células cutáneas.

Las formas de aplicación más común son geles, mascarillas, emulsiones, champús, lociones y cremas, y entre sus múltiples usos se destaca los tratamientos tonificantes, hidratantes, rejuvenecedores y anticelulíticos.

Beneficios cosméticos

El uso de algas en la formulación de cosméticos tiene lugar a dos niveles. Por un lado tenemos los preparados en los que se añaden extractos vegetales de algas como agente activo, y por el otro, la utilización de ficocoloides como agente gelificante de la textura cosmética.

Las algas como agente activo

Gracias a su composición, las algas poseen, entre otras, grandes propiedades tonificantes, hidratantes, suavizantes, depurativas, drenantes, antioxidantes y nutritivas. Su eficacia y función cosmética varía en función de la dosis y el extracto utilizado.

  Depurativa: las algas estimulan la circulación y favorecen la eliminación de toxinas.

  Hidratante: todos los tratamientos a base de algas tienen un gran poder hidratante sobre la piel, ya que liberan unas sustancias gelatinosas que aportan un plus de agua a la dermis.

  Nutritiva: las algas contienen glúcidos, lípidos, proteínas, minerales y oligoelementos.

  Tonificante: el aporte de minerales aumenta la elasticidad y el tono de la piel disminuyendo su flacidez.

Los polisacáridos

Las paredes celulares de las algas marinas contienen polisacáridos (ficocoloides o hidrocoloides) que les otorgan flexibilidad y les permite adaptarse a la variedad de movimientos de las aguas en las que se encuentran. Cuando se dispersan en el agua como sustancias coloidales, los ficocoloides aumentan su viscosidad (de ahí su aplicaciones como agentes espesantes) o forman geles.

Una de las algas más utilizadas en cosmética es la Dunaliella salina, un alga clorofita predominante en ambientes hipersalinos, caracterizada por acumular grandes cantidades de carotenoides, llegando hasta 14% de su masa seca; lo que la convierte en una fuente potencial de  -caroteno natural de importancia para el uso en las industrias alimenticias y farmacéuticas, así como una herramienta útil para estudios bioquímicos relacionados con biosíntesis de pigmentos y mecanismos de regulación ante ambientes extremos. Alto contenido en betacaroteno, glicerol y vitamina F, y se usa como hidratante y antioxidante además de como suplemento nutricional.

La empresa BASM Group, tiene una planta en Alicante la cual produce a media y gran escala dicha especie de alga. Siendo pionera en y con una tecnología propia patentada del ciclo acelerado de conversión energética del CO2, cuyo inventor es su presidente Bernard Stroiazzo Mougin